external image 512181.jpeg
La nueva garrafa (que también cambia su tamaño, pasando de 6l a 6,25l) se fabrica en la planta de envasado de Lanjarón en Granada y estará en los puntos de venta a partir del 20 de diciembre.

El plástico de origen vegetal es un material químicamente inerte, resistente e inalterable y preserva el producto en todas sus etapas de transporte, almacenaje y hasta su consumo. Asimismo, dicho material mantiene todas las propiedades de seguridad, higiene y composición del agua mineral natural, sin alterar su sabor, ni sus propiedades nutricionales.

El nuevo envase conlleva además beneficios medioambientales pues reduce un 21% la huella de carbono (emisiones de CO2) gracias a la introducción de plástico de origen vegetal, la reducción del peso en el envase y en el tapón y su optimización logística que se traduce en una mayor eficiencia ecológica.

Esta innovación supone el primer paso de la marca y de la empresa, Aguas Font Vella y Lanjarón S.A., hacia el uso de materias primas renovables en sus envases. Tanto el PET como el plástico de origen vegetal que conforman este nuevo envase, son materiales 100 % reciclables y deben depositarse en el contenedor amarillo.